miércoles, 12 de diciembre de 2007

Carta de advertencia

Sr. Pedro Miguel Olivares
Calle del Hospital 41
4º, 2ª
Barcelona


Nos referimos a la situación escandalosa que los vecinos de Calle del Hospital 41 tuvimos que soportar en la noche de ayer. Al habitual ajetreo y volumen alto de música proveniente de su departamento (que es continuamente visitado por personas extrañas y connacionales suyos que desfilan a vista y paciencia de los vecinos por las escaleras del edificio) ayer se sumaron conductas totalmente reñidas con las buenas costumbres y las normas de convivencia que deben regir en una comunidad de vecinos.

Tras aguantar las risas, los ruidos de vajilla y la plática desenfrenada de una interminable sobremesa, a las 2:30 horas de la noche fuimos despertados por unas voces que proferían por el balcón frases procaces y soeces como “A cu…ar, a cu…ar, que el mundo se va acabar” o “Queremos más patatas y amor” que sólo pueden provenir de mentes desarregladas y pusilánimes. Los posteriores gemidos y otras manifestaciones animales “del amor”, provenientes de las habitaciones, fueron la gota que colmó el vaso y constituyen un verdadero atentado contra el pudor, sobre todo si se toma en cuenta que la mayoría de los vecinos tiene niños menores de edad.

Esta es la última vez que nos dirigimos a usted por escrito. La próxima estamparemos directamente una denuncia ante la Guardia Urbana. En el intertanto, nuestros vecinos se encuentran evaluando los daños provocados por las fisuras en sus departamentos, cuya reparación deberá ser enteramente asumida por usted y sus “amigo(a)s”.


Jordi Meneses (3º 1ª)
Pere Puig ( 3º, 2ª)
Gregori Grau (5º, 1ª)
Francesc Quisquilet (5º, 2ª)


P.S. Aprovechamos de recordarles que la basura del edificio se retira exclusivamente de 8 a 10 horas de la mañana (horario en que ustedes probablemente aún duermen) y que está prohibido utilizar la terraza superior del edificio como solarium, especialmente sin ropa.

1 comentario:

Gabriela dijo...

qué onda con la carta, está buenísima,
pero ¿quién ha hecho enojar a ertos españoletes?

y que propios, yo les hubiera mentado la madre por tanto pinche escándalo, cabrones degenerados, jajajaja
no es cierto es pura broma, pero me admiró de la propiedd con la que les piden cordura en sus reventones. jajajaja, la voy a copiar para alguna oportunidad, clara que me dirán pinche vieja mamona,

jajajajja
felicidades por este post.
Saludos a Pedro Miguel.